Nuestra Historia

Alrededor de fines del siglo pasado nuestro fundador don Camilo Martínez arribo a Santiago desde su tierra natal España. Llego con el firme propósito de formar en Chile una familia y establecerse valiéndose de su esfuerzo y capacidad.

Comenzó a trabajar de empleado en una panadería y luego de algunos años logro independizarse, para así casarse y emprender junto a su joven señora, doña Isabel Deza, la aventura de emprender.

Ya ha pasado más de medio siglo y ambos aun continúan desarrollando esta labor, que les permitió formar una familia y alcanzar los medios para ir cumpliendo sus sueños.

Actualmente esta empresa familiar tiene dos panaderías, La Reina que es legalmente la casa matriz y se encuentra en la comuna de San Joaquín, y la San Agustín que es la sucursal ubicada en la comuna de San Ramón.

Ambas panaderías han sido la fuente de trabajo que han permitido a muchas familias crecer, educarse y proyectarse a través de sus nuevas generaciones.

La receta de esta exitosa experiencia ha sido fundamentalmente trabajar, cuidando a clientes y empleados, ofreciendo un producto sano y de calidad constante a miles de chilenos.

El propósito de esta página web es mostrar que detrás de algo tan simple como un pan, existe una larga historia de esfuerzo, sacrificio y cariño por quienes nos han permitido servirles.